Somos Parte de La Gran Historia de Dios

By April 13, 2016Blog

Somos Parte de La Gran Historia de Dios
El capitulo 15 de Hechos describe la dificultad que tuvieron los apóstoles por el grupo de judaizantes que querían imponer el rito de la circuncisión y la ley a los gentiles. Esa discusión ‘no pequeña’ como lo describe Lucas, les lleva describir la historia de como Dios incluyó a los gentiles como parte de Su pueblo.
Hechos 15:13-14 “Y cuando ellos callaron, Jacobo [Santiago] respondió diciendo: Hermanos escúchenme. 14 Simón [Pedro] nos contó como Dios visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para Su nombre.”
Dios tomó la iniciativa tomar de los gentiles pueblo para Sí, para Su nombre. Esta decisión de Dios determina nuestra identidad y destino: Somos de Él y para Él. Debemos orar para recibir una revelación de quienes somos en Él y quien es Él en nosotros. En muchas ocasiones el enemigo nos ataca haciéndonos dudar de nuestro lugar y de nuestro ministerio, nos sentimos inadecuados pero debemos saber que el que estemos aquí sirviéndole fue la iniciativa de Dios y eso nos debe hacer sentir seguros y determinados a prevalecer hasta el final. Dios tiene una historia y nos ha incluido en ella por eso tenemos valor y sabemos que lo que estamos haciendo es importante y trascendente aunque a los ojos de alguien mas le parezca insignificante.
En todas las conversaciones y oraciones de los Hechos Dios es es siempre el centro de todo, quien da origen y respalda lo que vino de Él.
Un ejemplo es la oración de Hechos 4:24-30 “Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; 25 que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? 26 Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo. 27 Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28 para hacer cuanto TU mano y TU consejo habían antes determinado que sucediera. 29 Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, 30 mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús.”

La iniciativa de predicarle a los gentiles también provenía de Dios. Fue Él quien les concedió arrepentimiento Hechos 11:17-18 “Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios? 18 Entonces, oídas estas cosas, callaron, y glorificaron a Dios, diciendo: !!De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!”
En el capítulo 15 vemos como:
– Dios escogió que los gentiles oyeran por boca de Pedro (15:7)
– Dios conoce los corazones, (15:8)
– Dios les dio testimonio [confirmó que Él los acepta] dándoles el Espíritu Santo (15:8)
– Dios no hizo diferencia entre los judíos y los gentiles (15:9)
– Dios purificó por la fe sus corazones (15:9)
– Dios hizo señales y maravillas por medio de Bernabé y Pablo (15:12)

A lo largo de este pasaje hay por lo menos dos principios importantes que pueden notarse:
En primer lugar es una historia que Dios originó y por lo tanto respaldó completamente y por otra parte entender que quien nos incluyó a los no judíos, es decir a nosotros, fue Dios mismo.
Así que por una parte necesitamos mantener la centralidad de Dios en nuestras vidas, familias e iglesia. Que al buscarle y escucharle a Él todo lo que hagamos nazca de Su iniciativa para que Él sea el centro, origen, razón y por lo tanto veamos Su respaldo de todo lo que hacemos. En 1 Juan 5:4 “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo…” Jesús dijo en Juan 3:6 “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.”
No solo se trata de hacer cosas por iniciativa humana, presión o ansiedad por tratar de lucir exitosos ante el mundo. Debemos cada día someternos a Él y a Su dirección para que ningún temor al hombre, al futuro, la pobreza, la enfermedad o a la crisis sea lo que nos mueva. Debemos clamar al Señor ¡Que venga Tu reino y que se haga Tu voluntad como en el cielo también en la tierra! Debemos de apegarnos a Sus planes por sobre todo lo demás.
En el caso de lo que estaba sucediendo en este capitulo vemos como todo este mover iniciado por Dios era el cumplimiento de la palabra profética de Amós 9:11-12
Hechos 15:15 ‘Con esto concuerdan las palabras de los profetas, como esta escrito: Después de esto volveré Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; Y repararé sus ruinas, Y lo volveré a levantar, Para que el resto de los hombres busque al Señor, Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre, Dice el Señor, que hace conocer todo desde tiempos antiguos.”
Es impresionante ver como los apóstoles siempre conectaban lo que les estaba sucediendo con el cumplimiento de la Escritura y del Gran Plan de Dios. En Hechos 2 Pedro sabe que ese derramamiento del Espíritu Santo era el cumplimiento de Joel 2. En Hechos 4 cuando oran, saben que toda la oposición que estaban viviendo era parte del cumplimiento del Salmo 2 y en Hechos 15 ellos saben que se estaba cumpliendo la profecía de Amós.
Como iglesia debemos estudiar y conocer las Escrituras para saber donde estamos en esa gran historia de Dios. Eso nos da un sentido de destino y dirección que nos vuelve imparables y excelentes; y nos hace tomar nuestra tarea como algo sagrado. Las cosas que hacemos no es solo porque fue simplemente la idea de alguno de los líderes sino que es parte de una historia mucho mas grande.
Una pregunta que podemos hacerle a Dios como cuerpo local de creyentes es: ¿En qué parte de Tu historia estamos ubicados en este momento?
Jesús vivió tenía este tipo de entendimiento en todo lo que hacía. 16 veces en los evangelios dice: “para que se cumpliese la Escritura” (Mateo 1:22; 2:15; 2:23; 4:14; 8:17; 12:17; 13:35; 21:4, etc.) Nuestras vidas, familias e iglesia deben ser el cumplimiento de la Escritura. Jesús expresó que ese era su estilo de vida Juan 5:19 “No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.” Esta es la humildad de la que tanto hemos hablado pero que tiene que traducirse en un estilo de vida.
En lo personal creo que como iglesia somos parte del cumplimiento de un ministerio tipo Elías/Juan el Bautista. Malaquías 4:5-6 dice: “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. 6 El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.”
La restauración de la familia es crucial para el plan de Dios para el último tiempo y eso es mucho de lo que hacemos en Houses of Light. En Lucas 1:17 cuando el ángel le habla a Zacarías el padre de Juan el Bautista acerca de su ministerio le dice: “E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.”
Juan entendió muy bien cual era su papel en Juan 3:28-30 “Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él. 29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.”

Este fin de semana pasado Gabrielle Núñez dijo las siguientes frases:
– Dios esta haciendo algo a nivel global, esta preparando la tierra para Sus planes redentores. Dios va a interactuar de una forma que nunca lo ha hecho y Él envía mensajeros. Dios va a levantar mensajeros que van a estar llenos de obediencia y van a proclamar un mensaje que no es popular.
– Dios esta preparando a los mensajeros que van a preparar Su venida. Juan era el cumplimiento de Isaías 40:3 “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.” Jesús mismo lo dijo en Mateo 17 “Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron;…. 13 Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista.”
– Esta fue la misión de Juan preparar un pueblo para Su Dios. Durante su niñez Juan leyó este pasaje y recibió la revelación de hablaba de él. Él se puso a sí mismo en las Escrituras y las usó para preparar su vida para lo que había sido llamado. El sabia que Isaías 40 se convertiría en su mensaje. Él se encontró en las Escrituras y permitió que formaran su vida. A medida que estudiemos la palabra de Dios que nos peguemos a la historia redentora a la cual fuimos llamados.
– Juan tuvo 3 mensajes de Juan que son muy importantes para nosotros:
1. Prepararles para que contemplaran al Cordero Juan 1:29 y 36 “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” Esta debe ser nuestra meta y mensaje: Contemplen al Cordero. Miles fueron al desierto para escuchar a Juan predicar este mensaje.
2. Para dar conocimiento de salvación: Juan sabía que Jesús no sería un libertador del sistema romano, ellos iban a ser liberados del pecado para que todos pudieran habitar con el que ha sido exaltado.
3. Preparar a las personas para dar frutos dignos de arrepentimiento. Juan fue enviado para suavizar el corazón de la gente y tenía un mensaje práctico de arrepentimiento si tienes dos túnicas regala una de ellas, etc. Juan estaba hablando de lo que estaba atado a su corazón. El Sermón del Monte tiene que ver con las decisiones internas del corazón.

Basado en como respondieron al mensaje de Juan, eso determinaría como recibirían a Jesús. El contemplar a Dios esta en el centro del mensaje de todo el evangelio. Que todo nuestro esfuerzo sea contemplar la belleza de Jesús.
Al ver a Juan el Bautista debemos ver como se vio en la historia de Dios. El permitió que las Escrituras tuvieran un impacto en él. En el Salmo 110 dice que: Su pueblo se le ofrecerá voluntariamente. Para encontrarte en la Escritura y entender lo que Dios dice y ser un voluntario.

Leave a Reply