LA HUMILDAD DE CRISTO

By February 24, 2016Blog

LA HUMILDAD DE CRISTO

“5 La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, 6 quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. 8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! 9 Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” Filipenses 2:5-11

Reflexión
La humildad de Jesús no empezó en la tierra sino ya estaba con Él desde que estaba en el cielo. Es a este ‘negarse a sí mismo’ al que nuestro Salvador nos llama, el reconocer que el ‘yo’ no tiene nada bueno en sí mismo [separado del que lo creó], excepto como un vasija vacía para que Dios la llene.
No es que no tengamos capacidades para hacer de todo, pero debemos reconocer quien nos dio esas capacidades y para qué nos las dio. El hombre puede hacer muchas cosas pero debe reconocer que no se diseñó a sí mismo, fue Dios quien lo hizo así y su mayor honra esta en someterse a quien lo creó. Lo que el hombre hace separado de Dios lo hace para su propia exaltación y termina siendo nada. Solo basta observar la historia del hombre.

Pídele al Padre Espíritu sabiduría y revelación sobre estos textos y mientras dialogas con Él

Join the discussion One Comment

Leave a Reply