Jesús el Mediador de Un Mejor Pacto

By April 18, 2016Blog

Jesús el Mediador de Un Mejor Pacto

Él está “sentado en el trono de la deidad (v.1). Es ministro del santuario celestial (v.2). Él se presenta ante Dios como el más excelente sacrificio (v.3-6). Él es mediador de un pacto superior (v.6). El pacto tiene que ver con “mejores promesas” (v.6).
Los dos pactos (Hebreos 8:10-13)
La relación de pacto siempre ha sido la base sobre la cual Dios ha tratado con su pueblo. Hubo una pacto original hecho con Adán y con toda la humanidad en él. Este consistía en un acuerdo entre Dios y el hombre en relación con la obediencia y la desobediencia, la recompensa y el castigo.
Era un pacto de obras, y no tenía ningún mediador. Este arreglo formó la base sobre la que Dios trató con Adán, pero cesó tan pronto como el pecado entró en el mundo. Dios había provisto un camino de salvación y lo dio a conocer en la primera promesa que proclamó: Génesis 3:15.
A partir de los días de Abraham la promesa se le dio a él y a su descendencia, una renovación de Génesis 3:15; se ve en Génesis 12: 1-3, 17:6 -8) Ese pacto contenía la misma naturaleza y la esencia de lo que se denomina el “nuevo pacto”. Romanos 15:8 “Pues os digo, que Cristo Jesús vino a ser siervo de la circuncisión para mostrar la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los padres”. Pero fue en el Sinaí que el Señor entró formalmente en un pacto con Israel como nación (Hebreos 8:9).
A diferencia del pacto que Dios hizo con Israel en el Sinaí, Cristo se hace “el mediador de un mejor pacto” (Hebreos 8:6). Este es el pacto de la gracia, De este pacto de la gracia Cristo ha sido su mediador desde el principio del mundo, Cristo era tan verdaderamente el Fiador de Abel como lo fue del apóstol Pablo.
el “nuevo pacto” fue dado por primera vez en la forma de una promesa (Génesis 3:15, renovada Génesis 12, 17, etc.). Ningún pecador fue salvo jamás sino en virtud deL nuevo pacto y la mediación de Cristo. El nuevo pacto de gracia (en contraste con el antiguo pacto de obras realizadas con la raza humana en Adán) fue conservado en toda la era del Antiguo Testamento. Entonces, ¿qué es el “mejor pacto” con sus “mejores promesas”, que la muerte de Cristo ha inaugurado?
Hay muchos pasajes claros en los Salmo y los Profetas, que muestran que la Iglesia de la antigüedad sabía y creía la verdad de la justificación y la salvación por Cristo, y caminaba con Dios en la fe de los mismos Romanos 4: 3-9.”
La Iglesia en el Antiguo Testamento, tenía la misma promesa de Cristo. no se dice que están bajo otro pacto, sino sólo una administración diferente de él.
Las principales diferencias entre las dos administraciones del pacto se pueden reducir a las siguientes encabezados.
En primer lugar, la forma en que el amor de Dios en Cristo se da a conocer. Los santos del Antiguo Testamento veían a través de sombras. Los santos del Nuevo Testamento “con la cara abierta contemplar la gloria de Dios en un espejo” (2 Corintios 3:18).
En segundo lugar, se comunicó más abundante la gracia a la Iglesia: Juan 1:16. Los creyentes del Antiguo Testamento si les concedía gracia (Génesis 6:8, etc.), pero nosotros tenemos “la abundancia de la gracia” (Romanos 5:17).
En tercer lugar, en nuestro acceso a Dios. La revelación de Dios en el Sinaí llenó a las personas con el terror; Su revelación de Sí mismo en Cristo, nos llena de alegría. Ellos fueron excluidos del lugar santo; nosotros tenemos la libertad de acercarnos a Su trono (Hebreos 4:16).
En cuarto lugar, el alcance de la dispensación de la gracia divina. Bajo el Antiguo Testamento se limita a una sola nación; Ahora se extiende a todas las naciones.
2 Timoteo 1:9 “quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,” Tito 1:2 La gracia era la única manera y medio de salvación para los elegidos desde que entró del pecado.
En tiempos del Antiguo Testamento, el pacto consistía sólo en una promesa, y como tal se hace referencia en Hebreos 6:14-16 de donde se convirtió formalmente en un “pacto” a toda la Iglesia..
EN QUE CONSISTIA ESTE ‘NUEVO’ PACTO
v.10 “Porque este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus mentes, y la escribiré en su corazón; y seré a ellos por Dios, y ellos será para mí un pueblo”. “
“Después de esos días” es una expresión que cubre el intervalo entre Dios enviando a Moisés a Egipto y la llegada de Israel antes del Sinaí. Así como Dios hizo el primer pacto con Israel fue precedido por muchas cosas que fueron una preparación para el establecimiento solemne del mismo, tales como el envío de Moisés por parte de Dios, el sacarlos pasando a través del Mar rojo, el darles la ley. el nuevo pacto también se estableció poco a poco.
El nuevo pacto se introdujo por el ministerio de Juan el Bautista Lucas 16:16 Juan llamó a la gente a dejar los privilegios del antiguo pacto e instituyó una nueva ordenanza de culto: el bautismo. Señaló mas allá de Moisés al Cordero de Dios
La encarnación y el ministerio del Señor Jesús fue un avance adicional. Mediante sus milagros y enseñanza Cristo mostró abundantes pruebas de que era el Mediador del nuevo pacto.
Se confirmó por la muerte de Cristo: de este modo la “promesa” se convirtió en un “testamento” A partir de entonces, el antiguo pacto y su administración habían recibido su pleno cumplimiento Efesios 2:14-16
el nuevo pacto, se estableció en la resurrección de Cristo.
el nuevo pacto se confirmó en el día de Pentecostés.
Se confirmó expresamente por los apóstoles bajo la supervisión infalible del Espíritu Santo: Hechos 15:1-29.
“Pondré mis leyes en la mente.” Estas palabras tienen referencia a la operación del Espíritu en La iluminación sobrenatural de nuestro entendimiento. cuando somos renovados por el Espíritu, Él obra en nosotros una sumisión a la autoridad y la voluntad revelada de Dios por lo que en el milagro del nuevo nacimiento, al cristiano se le da un oído para escuchar y una mente para percibir la santidad, la justicia y la bondad de la ley de Dios. por lo que se convierte en lo primero de sus pensamientos, el tema de su meditación, y el regulador de sus caminos.
El predicador puede anunciar la ley de Dios en el oído externo, pero sólo el Espíritu puede grabarlo en la mente. No importa cuán diligentemente haya preparado su sermón, no importa qué tan clara y fielmente exponga la verdad de Dios, a menos que Dios mismo le de su Palabra una entrada en el alma; nada espiritual y eterna se ha logrado. Oh que el pueblo de Dios pueda ser despertados a la necesidad de unirse y clamar, “Señor, abre los ojos de estos hombres” (2 Reyes 6:20).
“Y escribir en sus corazones.” Esto es lo que hace que la primera parte realmente sea eficaz. El “corazón” a diferencia de la “mente” comprende los afectos y la voluntad. En primer lugar, el entendimiento es informado, y entonces, el corazón es reformado. Donde hay un verdadero amor por Dios, hay un deseo genuino y determinación para agradarle..
Usted puede sentarse debajo de un ministerio sólido de las Escrituras cada día FIN DE SEMANA, pero ¿qué efecto que tiene sobre el hombre interior? Es posible que tenga un profundo conocimiento de la letra de la Palabra, pero ¿qué tanto está dirigiendo los detalles de su caminar diario? ¿Mora tu mente mas en lo temporal o en las cosas eterna, en lo material o en lo espiritual? ¿Se fija en su corazón en Dios o en el mundo? Hay miles de cristianos que pueden hablar con soltura de las Escrituras, pero cuyas vidas no dan ninguna prueba de que Dios ha escrito sus leyes en sus corazones.
“Y seré a ellos por Dios, y ellos serán mi pueblo.” Esto expresa una relación de pacto. Esta frase significa que Él actuará hacia su pueblo conforme a todo lo que está implícito en el nombre de Dios. Él será su dador de la ley, su consejero, su protector, su guía. Él suplirá todas sus necesidades, les librará de todos los peligros, y los traerá felicidad eterna. Él será fiel y paciente, soportando sus debilidades, sin dejarlos ni abandonarlos. “Y ellos serán mi pueblo” expresa tanto una dignidad y un deber. Su dignidad se establece en 1 Pedro 2: 9; su deber en los versos que siguen.
“Y ninguno enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; porque todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande” (v.11). Estas palabras habla de que es un tipo de conocimiento que no puede ser comunicadO por el hermano que le enseña al hermano, sino que viene directamente de Él,
“Y ninguno enseñará a su prójimo, ni nadie a su hermano, diciendo: Conoce al Señor porque todos me conocerán, desde el más pequeño hasta el más grande.” en el sentido de que reconozcamos, poseamos, y le obedezcamos prácticamente a Él como Dios.. Este “conocimiento” de Dios no puede ser impartido por cualquier enseñanza externa por sí sola, sino que es el resultado de las operaciones del Espíritu, aunque por lo general con frecuencia, sí utiliza el ministerio oral y escrito de los siervos de Dios como sus instrumentos del mismo.
“Porque seré propicio a sus injusticias, Y de sus pecados y de sus iniquidades no me acordaré más” (v.12).” Hay tres términos para describir los males terribles de los cuales el pecador es culpable:.
”Injusticias” significa un daño hecho a Dios, contra el Soberano y Benefactor del hombre.
“Pecados” es no llegar al estándar, la glorificación de Dios, que es lo que debería tener siempre como objetivo.
“Iniquidades”, Es la ilegalidad, es mi voluntad contra la de Dios, un vivir para complacerse a uno mismo en lugar de para Su gloria.
Qué maravilloso es el favor de Dios propicio para con los culpables de tales maldades. Lo que caracteriza el judaísmo era un reino de la ley y la justicia: la que distingue el cristianismo es el “Trono de la Gracia”. Tenga en cuenta que no están aquí estipuladas las “condiciones” El nuevo pacto requiere el arrepentimiento y la fe. Pero el que requiere estas cosas también se ha comprometido a obrarlas en Su pueblo: Hechos 5:31 “A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.”

Leave a Reply