APRENDIENDO HUMILDAD

By March 7, 2016Blog

APRENDIENDO HUMILDAD

“1 ¿Hay algún estímulo en pertenecer a Cristo? ¿Existe algún consuelo en su amor? ¿Tenemos en conjunto alguna comunión en el Espíritu? ¿Tienen ustedes un corazón tierno y compasivo? Entonces, háganme verdaderamente feliz poniéndose de acuerdo de todo corazón entre ustedes, amándose unos a otros y trabajando juntos con un mismo pensamiento y un mismo propósito. No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás.” (Filipenses 2:1-4 NTV)

REFLEXIÓN

La humildad no es tener un complejo de inferioridad. No esta relacionada con pobreza material aunque puede aceptarla si Dios la permite. No es mediocridad, al contrario, nos hace ser excelentes pero por las motivaciones adecuadas. No es perder la dignidad ni ser tonto, al contrario es poner nuestras habilidades a la disposición de Dios para que Él les dé el mejor uso que puedan tener.
Consideremos cómo nuestra falta de amor, indiferencia a las necesidades y sentimientos de otros, aun los comentarios mordaces, manifestaciones de mal carácter, susceptibilidad e irritabilidad; sentimientos de amargura tienen su raíz en el orgullo. El orgullo puede degradar al mas alto de los ángeles para convertirlo en un demonio y la humildad puede levantar al pecador mas grande para que Cristo haga Su obra y lo siente en los lugares celestiales junto a Él.
Debo creer con todo mi corazón que Cristo quien mora en mí obrara en mi interior para hacerme lo que el Padre quiere que sea. Es sólo por el poder el Espíritu Romanos 8:23 “porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.”

Pídele al Padre Espíritu sabiduría y revelación sobre estos textos y mientras dialogas con Él

Leave a Reply