APRENDIENDO HUMILDAD DEL MAESTRO

By March 3, 2016Blog

APRENDIENDO HUMILDAD DEL MAESTRO
Debemos estudiar el carácter de Cristo hasta que nuestra alma se llene de amor y admiración por su bajeza. Debemos saber quien es Él. Mateo 11:28-29 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;” De todas las cualidades que Jesús tiene, Él quiere que aprendamos mansedumbre y humildad.

REFLEXIÓN
La humildad es el único suelo en el que crecen las demás virtudes; La humildad no es tanto una virtud entre otras, sino la raíz de todas, porque es la única que toma la actitud correcta delante de Dios y le permite, como Dios, ser el origen de todo lo bueno.
La humildad es simplemente reconocer la verdad de nuestra posición como criaturas rindiéndole a Dios Su lugar. Es el secreto de ser realmente bendecidos. El reconocernos como totalmente dependientes permite que Dios sea todo en todos. Humillarnos delante de Dios no es otra cosa que el simple consentimiento de la criatura para dejar que Dios sea en nuestras vidas lo que Él es: Dios.
La humildad no es algo que vendrá por sí misma, sino que debe ser hecha el objeto de un deseo especial, oración, fe, y práctica. Debemos darnos cuenta que cuando estamos quebrantados. Al darnos cuenta de cuanto orgullo tenemos, y de nuestra inhabilidad para echarlo de nosotros, que Jesucristo mismo vendrá a impartir esta gracia como parte de Su maravillosa vida en nosotros.

Pídele al Padre Espíritu sabiduría y revelación sobre estos textos y mientras dialogas con El 

Leave a Reply